22.2.12

corps accord 1



Allí, dentro de mí

Allí, dentro de mí,
Una luna llena
Luminosa y serena
Va observando cariñosa
El latir de mi corazón.
Abre tranquila, mi alma,
Dejando paso
A ese soplo de vida
Que fluye ya por mis venas.
Sigue andando,
Andando y caminando,
Caminando y andando,
Acariciando mi vientre,
Y se instala, mansa,
En este cuadro barroco
Que yo llamo,
Mi cuerpo.


¡Buenas noches!

  
El pulmón: - ¡Buenas noches Corazón!
                    ¿Qué tal anda tu pulmón?
El corazón: - ¡Anda mal, anda sin son!
            Dime tú, tío Pulmón, ¿qué tal va tu corazón?
El pulmón: - Ay amigo Corazón, él toca el acordeón.
El corazón: - ¡Uy, mira, tío Pulmón, aquí viene Miss Cutis!
                     ¡Qué doncella tan cursi!
             ¡Buenas noches Miss Cutis! ¿Te robaron la nariz?
Miss Cutis: - Tú sabrás mi corazón, si eres tú el ladrón.
El brazo:     - ¡Basta ya, -gritó el brazo- que os doy yo un porrazo!
Miss Cutis:  -¡Cálmese, amigo brazo! ¿Querrá decir, un abrazo?
El brazo:     -¡Cállate tú Miss Cutis o te hago una cicatriz!
Miss Cutis:  -¡Qué mal humor tiene el brazo, que rechaza mi abrazo!
La pierna:    -¡Dale si eso un guantazo, y yo le doy su porrazo!
El corazón: -¡Uy qué tierna va la pierna! Vaya de la pierna tierna!
El pulmón: - ¡Vale ya tú Corazón, y a ver si bailas al son, al son del bandoneón!

Textes de Rose-Marie Rayssac Hernández.

Enregistrer un commentaire